ONCENIO DE LEGUÍA SEGUNDO PERIODO (1919-1930)

pinglo.jpg
Arriba vemos una jarana limeña en los años del "Oncenio" de Leguía (1919-1930) dibujada por Mariano Osorio.
CONTENIDOS
1 Introducción
2 Aspecto Político
  • La Patria Nueva
  • Política Intervencionista -> El Banco de Reserva
  • Surgimiento de Fuerzas Políticas Populares
3 Cambios Constitucionales
4 Aspectos Importantes
  • Económico
  • Social
  • Cultural
5 Fin de Leguía




Introducción

Este nuevo régimen caracterizado por el personalismo y carácter autocrático de Leguía se le denomina “El Leguiísmo” como referencia a su concepción política. Se le llama “El oncenio de Leguía” en alusión a los años de gobierno que alcanzó el gobierno.En esta etapa de nuestra historia se acentuaron los cambios manejados desde la república aristocrática. Se produce el apogeo y la crisis del modelo exportador de materias primas, se consolidan las nuevas clases sociales: el proletariado y la clase media, los partidos de masas (el APRA y el Partido Socialista) toman la representación del proletariado. Durante el oncenio también se produjeron cambios, algunos irreversibles como la demarcación territorial mediante la firma de tratados limítrofes con Colombia y Chile y la sesión de propiedades a las empresas norteamericanas mediante contratos vergonzosos como El Laudo de París.
Al concluir el oncenio se percibían dos fenómenos: la alianza política entre los militares y la vieja oligarquía conformada por civilistas y no civilistas para acceder al poder. El otro fenómeno fue la guerra civil que dividió a los peruanos en partidarios y detractores del Partido Aprista Peruano (PAP) que terminó en un enfrentamiento entre el Ejército y los militantes apristas.



AugustoBLeguia.jpg
Augusto Leguía


20080611klphishpe_11_Ies_SCO.jpg
Leguía es saludado por diplomáticos, primados de la Iglesia, jefes militares y personalidades de la época en la clásica ceremonia del besamanos (pintura de Daniel Hernández de 1921 existente en la galería del BCR). Detrás del dictador destaca la figura del mariscal Andrés. A. Cáceres


Aspecto Político


  • IMPLANTÓ UNA POLÍTICA DE CORTE DICTATORIAL, este segundo periodo gubernamental de Leguía fue dictatorial y personalista,totalmente opuesto a la apertura democrática que había ofrecidodurante su campaña electoral. Como no había imperio de un ordenamiento
    jurídico, los partidarios cercanos a Leguía usaron y abusaron del poder. Por eso, para acallar voces discrepantes, se atentó contra la libertad de expresión. Enardecidas turbas leguiístas incendiaron los locales de “El Comercio” y de “La Prensa”, cuyo director Luis Fernán Cisneros
    (1882-1954) fue deportado a Buenos Aires en 1920. Otro golpe a la democracia fue la supresión de los gobiernos locales, ya que las autoridades municipales elegidas por voto popular fueron reemplazadas por juntas de notables señaladas a dedo.
  • LA CONSTITUCIÓN AL SERVICIO DE LEGUÍA, haciendo prevalecer un férreo control contra las instituciones democráticas para perpetuarse en el poder, Leguía no tuvo miramiento en hacer cambiar, una vez más, las normas jurídicas de la nación para su provecho personal e hizo modificar la constitución política del Perú en 1924. La constitución política del Perú de 1920 disponía el mandato del presidente solo por cinco años.La constitución política del Perú de 1924 elimino el obstáculo legal y determino que el presidente pudiera ser elegido por un periodo más de gobierno, es decir, se instauraba por primera vez en el Perú el sistema de la reelección inmediata.


La Patria Nueva
El régimen de Leguía se caracterizo por el intento de modernizar el país a través de un cambio de relaciones entre el estado y la sociedad civil. Esto suponía, en primer lugar, una ruptura con los partidos tradicionales o con la oligarquía que, según Leguía, no había convertido al Perú en un país moderno.El rótulo "Patria Nueva" engloba diversos significados: el protagonismo de la clase medio en manos de un ex civilista como Leguía; la realización del progreso a través del dominio estadunidense; la clara intención de resolver los problemas limítrofes; la urbanización, la irrigación de la costa y la construcción de carreteras; el establecimiento de un estado capaz de asegurar la paz pública; la reincorporación del indio a la vida nacional, entre otros. Patria nueva termino siendo un concepto muy vago, que no se respaldo en una ideología coherente. Para muchos, la patria nueva fue una idea que se centro en Leguía.


Política Intervencionista
El objetivo del régimen era convertir al Perú en una nación moderna y desarrollada, gracias a la inversion del capital extranjero. Para ello, debió existir un Estado sólido en tanto este debia ser el principal instrumento del desarrollo económico. El Estado peruano se burocratizó y al aumentar sus funciones, aumentaron sus gastos. A lo largo de su mandato llevó a cabo una reforma tributaria, creó la Compañia Administradora de Rentas, reformó la Aduana del Callao y organizó la Contraloría General de la República. La idea era financiar el desarrollo nacional a partir de recursos propios o del ahorro interno. Pero ese modelo solo duró hasta aproximadamente 1924. A partir de esa fecha, los empréstitos estadounidenses se multiplicaron, lo que aumentó tremendamente la deuda externa. El motivo de este quiebre en la política se debió a las aspiraciones de Leguía a la reelección. Era más facil conseguir el crédito estadounidense que fomentar el ahorro interno, y así multiplicar la construcción de obras públicas.

EL BANCO DE RESERVA
Como parte de su Política Intervencionista, el 9 de Marzo de 1922 el Gobierno del Oncenio creó el Banco de Reserva, que se encargaría de organizar el sistema crediticio y la emisión monetaria. Este no solo era independiente del ejecutivo, sino que tenía la potestad de emitir billetes respaldados por otro físico, fondos efectivos en dólares y en libras esterlinas, no menores al monyo de dichos billetes. Asimismo, dentro de este mismo marco, durante el oncenio se inauguró también la llamada "Banca de Fomento". En 1928 comenzó a funcionar el Banco de Crédito Agrícola y se fundo el Banco Central Hipotecario.



295080317_0e830de793_o.jpg
Banco Central de Reserva del Perú




Surgimiento de Fuerzas Políticas Populares
Los primeros que impusieron el pensamiento antiimperialista y anti oligárquica fuero Víctor Raúl Haya de la Torre y José Carlos Mariátegui Dándole vida al APRA( Alianza Popular Revolucionaria Americana) y al Partido Socialista llamado después Partido comunista

José Carlos Mariátegui (1895-1930) como político y pensador peruano, uno de los ideólogos marxistas latinoamericanos más influyentes del siglo XX. En 1926 fundó “Amauta” (el nombre en quechua significa maestro, filósofo, y fue aplicado después a él mismo), que se publicó hasta 1930;. Su ruptura con Haya de la Torre le llevó a la fundación del partido marxista-leninista denominado “El Partido Socialista” (1928), del que fue elegido secretario general. Pero sus posiciones heterodoxas respecto del comunismo internacional provocaron el distanciamiento y la crítica de los dirigentes de la Internacional Comunista. Publicó “Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana” (1928) es el primer examen integral de la problemática política, social, económica y cultural del país desde un punto de vista marxista.

Víctor Raúl Haya de la Torre (1895-1979) es otro pensador y político peruano. Nació en Trujillo. Como líder estudiantil enfrentado a la dictadura del presidente Augusto Bernardino Leguía, tuvo que exiliarse en Panamá, Cuba y, finalmente, en México, donde en 1924 fundó el APRA. De nuevo en Perú tras la destitución de Leguía (1930), defendió una política indo americanista, antiimperialista y reformista; perdió las elecciones de 1931 frente a Luis Sánchez Cerro, fue encarcelado en 1932 y su partido resultó ilegalizado con la constitución de 1933.


amauta07.jpg
José Carlos Mariátegui
Haya_de_la_Torre_1.jpg
Haya de la Torre


Cambios Constitucionales
Para modernizar el país, se requería una nueva constitución, por ello la asamble nacional fue revestida con poderes constituyentes.La nueva Constitución fue promulgada en 1920. En ella se consagró el habeas corpus y la inviolabilidad de la propiedad, bien fuera material, intelectual, literaria o artística. El estado reconocía la libertad de comercio e industria y garantizaba la libertad de trabajo. Se prohibían los monopolios y el acaparamiento. La enseñanza primaria era obligatoria y gratuita. Se establecía que el estado era responsable de proteger a la raza indígena y editar leyes para su desarrollo y cultura en armonía con sus necesidades. La constitución promovía la descentralización a través de congresos regionales con capacidad legislativa. Si bien inicialmente no admitía la posibilidad de la reelección presidencial, Leguía modifico esto en 1923 de manera que quedo estipulado que el presidente duraría en su cargo 5 años y podría, por una sola vez, ser reelegido. En 1927 volvió a realizar otra modificación y se estableció que el presidente duraría en su cargo 5 años y podría ser reelecto. Estas reformas permitieron a Leguía permanecer once años en el poder.

Aspectos Importantes

Económico
Con la constitución de 1920 se otorga una serie de poderes al gobierno central para apoyar al sector exportador de materias primas de manera ilimitada. Para ello se desarrolló todo un proyecto de construcción de infraestructura de transporte y comunicación necesaria para los centros de producción de materias primas y sus respectivos puntos de embarque. Así, los ingresos del estado quedaban asegurados con los impuestos recaudados por la exportación de materias primas y con los préstamos externos. Debe recordarse sin embargo que el efímero éxito de Leguía estaba en función a los altos precios de la materia prima en el mundo lo que permitió que los banqueros de Nueva York nos facilitaran créditos. El costo de este proyecto fue muy alto: la deuda externa pasó de 12 millones de libras esterlinas en 1919 a 116 millones en 1929 y la deuda interna de 27 millones en 1919 se elevó a 30 millones de libras esterlinas.Para desarrollar el proyecto legal Leguía En 1920 decretó la “Ley de Conscripción Vial” estableciendo el trabajo obligatorio para todos los varones entre 18 y 60 años por doce días al año en la construcción y reparación de carreteras, trabajo del que podían no participar si es que pagaban una indemnización, esta indemnización solo la pagaron aquellos que tenían dinero, cosa que a los indígenas les faltaba haciendo así que estos trabajen
Durante este gobierno se crearon varias instituciones financieras como: El Banco Central de Reserva, El Banco Hipotecario y El Banco agrícola.

Social
Debido a la bonanza económica que tuvo el Leguísimo, el régimen se permitió celebrar el centenario de la Independencia del Perú y la Batalla de Ayacucho con mucha fastuosidad. La “Villa Limeña” se transformo en una ciudad moderna para la época y el palacio fue arreglado después de un incendio días antes de celebrar el centenario. Se comenzó a considerar a lima como una de las más bellas ciudades Sudamericanas. Sin embargo, no se pudo modernizar a toda la población capitalina, para 19191919 se estimaba un total de 296 000 hectáreas de tierra irrigada artificialmente en la costa, 3 000 kilómetros de ferrocarriles y 198 kilómetros para vías automovilísticas, se quiso expandirlo más y lo hicieron pero eso no impidió que algunas poblaciones sigan aisladas.

Cultural
Fue la constitución de 1920 la primera que reivindicó el derecho de los indígenas. Así, el artículo 41 establecía la protección a la propiedad de las comunidades indígenas y el artículo 58 señalaba que el estado protegía a la raza indígena dictando leyes especiales para su desarrollo y cultura en armonía con sus necesidades. Entre los pensadores e intelectuales de la época destacan José Sabogal, Hildebrando Castro Pozo, Abelardo Gamarra, José Carlos Mariátegui, entre otros.


Fin de Leguía
Los signos del declive aparecen a fines de 1927. Sin embargo, el ocaso de Leguía no tuvo origen exclusivamente en el Perú. La caída de las exportaciones, en 1928, y la consecuente crisis económica iniciaron el debilitamiento del autoritarismo. Finalmente, a pesar del crack financiero, un año después Leguía logra ganar las elecciones. Sin embargo, en Arequipa se había gestado una revolución, que acabó con su mandato. El 22 de agosto de 1930 se sublevó el comandante Luis Miguel Sánche Cerro, designándose jefe del gobierno y comandante en jefe del Ejército del Sur. Sánchez Cerro había prometido acabar con el "tirano" y convocar a elecciones libres. Leguía quiso negociar, pero Sánchez Cerro le negó esa posibilidad rotundamente. Así, el 25, Leguía fue obligado a renunciar y entregó el cargo a una junta militar al mando del general Manuel María Ponce. Luego de gobrernar el Perú por once años, debio embarcarse esa misma madrugada a Panamá. La junta presidida por Sánchez Cerro a la capital precipitó su salida y, el 27, ya se había instalado una nueva junta a cargo de este último. A pesar de que había logrado embarcarse, Sánchez Cerro ordena que Leguía sea bajado del crucero Grau. Fue llevado a la isla San Loreno y más tarde internado en la Penitenciaría Central de Lima. Leguía ha sido el único presidente que murió encarcelado.




LEGUIA-1.jpg

20091216-leguia.jpg
Desaparecido monumento a Leguía en el distrito de La Victoria

300px-Augusto_Leguía_recepción.jpg
Augusto B. Leguía junto a su esposa Julia Swayne Mariátegui en una recepción



216684194_60f99c734c_o.jpg
Este importante documento gráfico muestra al presidente Augusto Bernardino Leguía Salcedo ingresando al Salón de Actos de la Universidad San Marcos en 1919.